• 281-458-4334
  • information@rhodesschool.org
  • 13334 Wallisville Rd. Houston, TX 77049  |  ENROLL | COVID Info
  • Blog

    7 ways to help a shy child participate in school

    Children are naturally curious, and they explore their environments when they feel comfortable and safe around people. Your child will come in contact with a lot of new faces and new activities at school, so it is important that they feel comfortable. Some children need some more assurance and encouragement than others, so it is our duty to help a shy child participate in school, so he or she doesn’t feel left out.

    Preschool and kindergarten are the first points of contact to the structured educational systems we have designed for kids, and this forms a crucial part of their formative years. Some children thrive more than others, so there needs to be an environment where there can be balance and those shy kids can feel more comfortable to express themselves and participate.

    A lot of parents wonder if they should be worried about their shy kids, but there isn’t anything to worry too much about. Kids, just like adults, have different temperaments and dispositions, so they will interact with their immediate environments on different levels. Some kids are eagerly expressive and explorative, while others are more reserved. Getting them to open up and play is a process that takes some time, but with careful encouragement, it is very achievable.

    What are the ways you can help your shy child participate more in class? Below are some of the most straightforward ways to achieve this.

    1. Inform the teacher: Teachers come in contact with kids of different personalities, and over the years, they would have gathered adequate experience as to the best way to integrate shy kids into day to day activities. Teachers will be better off helping your shy kids at school if they are informed from the start. They can pay closer attention to the kids and steadily guide them into being more expressive and participatory in school. Parent-teacher communication is crucial for child development. You can sit down with their teachers and compare the kid’s behavior at home and at school to get a better picture of why they act the way they act.
    2. Bring elements of home with them to school: Allow your child to take to school something that he or she is familiar with at home. If it is an interest that they are passionate about at home, allow them to bring this to school also. For instance, if your child is enthusiastic about art, let them bring some of the things he or she has created to school and share with their classmates. Let the teacher at school know some of the things they are interested in; with this information, the teacher can carefully insert some aspects of these interests into your child’s day to day at school. This will help them feel comfortable at school.
    3. Visit your child at school: Naturally, your work schedule will not allow you to be at school with your child on a regular basis, but it is important that your presence is felt in some way, type or form in class. You can pay periodic visits to his or her classroom and be that reassuring face. You can also try to be the one who picks them up at school and make this a routine so they look forward to seeing your face after school. This helps anchor them and their feelings.
    4. Stimulate their minds at school: You have to make sure the activities that are scheduled for them at school are centered on stimulating their minds and challenging them in ways that help them build character and learning. Kids are like sponges in their early years, so it is important that they are constantly learning new things. When a child is constantly engaged and stimulated at school, there is a higher chance they let go of the anchor of shyness that holds them back.
    5. Praise their accomplishments: No matter how insignificant some of the things that they have achieved are to you, you need to ensure that you give them adequate praise for their effort and you help them understand that every accomplishment is their accomplishment and they can be proud of what they have done. This spurs them into doing more and doing better. When kids are totally engrossed in their activities, they tend to be less shy.
    6. Listen to them: It is important that they know they can talk to you about anything and everything. You have to give them a listening ear and hear all about their day at school. With the information they share with you, you are more aware of the challenges and frustrations they are dealing with, and you can speak with their teachers to make things easier. You also get acquainted with the things they are happy about and actually enjoy.
    7. Assist them when you can: Give your child the attention and guidance that is required for them to thrive in class. When they are doing well in class, they become more confident, and as time goes by, they begin to understand how much value they can bring to any topic, activity, or discussion, and they start to participate more in class. This allows them to be more expressive, more open to new ideas and experiences and less shy.

    Every kid is unique in the way they process information and how they deal with issues, so it is important that your kids, especially the shy ones, are in the hands of experts and gentle care; this is an area where we at Rhodes School for the Performing Arts have excelled. We have created a conducive environment for your kids to learn and express themselves, and it will be a pleasure to serve you and your kids.

    Blog

    7 maneras de ayudar a un niño tímido a participar en la escuela

    Los niños son naturalmente curiosos, y exploran sus entornos cuando se sienten cómodos y seguros alrededor de las personas. Su hijo entrará en contacto con muchas caras nuevas y nuevas actividades en la escuela, por lo que es importante que se sienta cómodo. Algunos niños necesitan más seguridad y aliento que otros, así que es nuestro deber ayudar a un niño tímido a participar en la escuela, para que no se sienta abandonado.

    Preescolar y kínder son los primeros puntos de contacto a los sistemas educativos estructurados que hemos diseñado para los niños, y esto forma parte crucial de sus años de formación. Algunos niños prosperan más que otros, por lo que tiene que haber un ambiente donde pueda haber equilibrio y esos niños tímidos puedan sentirse más cómodos para expresarse y participar.

    Muchos padres se preguntan si deberían preocuparse por sus tímidos hijos, pero no hay nada de qué preocuparse demasiado. Los niños, al igual que los adultos, tienen diferentes temperamentos y disposiciones, por lo que interactuarán con sus entornos inmediatos en diferentes niveles. Algunos niños son ansiosos expresivos y exploratorios, mientras que otros son más reservados. Conseguir que se abran y jueguen es un proceso que lleva algún tiempo, pero con un cuidado aliento, es muy alcanzable.

    ¿Cuáles son las maneras en que puede ayudar a su tímido hijo a participar más en clase? A continuación se presentan algunas de las maneras más sencillas de lograr esto.


    1. Informe al maestro:
      Los maestros entran en contacto con niños de diferentes personalidades, y con el paso de los años, habrían reunido una experiencia adecuada en cuanto a la mejor manera de integrar a los niños tímidos en las actividades del día a día. Los maestros serán mejores ayudando a sus tímidos hijos en la escuela si son informados desde el principio. Pueden prestar más atención a los niños y guiarlos constantemente para que sean más expresivos y participativos en la escuela. La comunicación entre padres y maestros es crucial para el desarrollo infantil. Puedes sentarte con sus maestros y comparar el comportamiento del niño en casa y en la escuela para obtener una mejor imagen de por qué actúan de la manera en que actúan.
    2. Lleve a los elementos de casa con ellos a la escuela: Permita que su hijo lleve a la escuela algo con lo que esté familiarizado en casa. Si es un interés que les apasiona en casa, permítales llevar esto a la escuela también. Por ejemplo, si su hijo está entusiasmado con el arte, permágales llevar algunas de las cosas que ha creado a la escuela y compartirlas con sus compañeros de clase. Deje que el maestro en la escuela sepa algunas de las cosas que les interesan; con esta información, el maestro puede insertar cuidadosamente algunos aspectos de estos intereses en el día a día de su hijo en la escuela. Esto les ayudará a sentirse cómodos en la escuela.
    3. Visite a su hijo en la escuela:

      Naturalmente, su horario de trabajo no le permitirá estar en la escuela con su hijo de manera regular, pero es importante que su presencia se sienta de alguna manera, tipo o forma en clase. Usted puede hacer visitas periódicas a su salón de clases y ser esa cara tranquilizadora. También puedes tratar de ser el que los recoja en la escuela y hacer de esto una rutina para que estén ansiosos por ver tu cara después de la escuela. Esto ayuda a anclarlos a ellos y a sus sentimientos.

    4. Estimular sus mentes en la escuela: Tienes que asegurarte de que las actividades programadas para ellos en la escuela se centren en estimular sus mentes y desafiarlas de maneras que les ayuden a construir carácter y aprendizaje. Los niños son como esponjas en sus primeros años, por lo que es importante que estén constantemente aprendiendo cosas nuevas. Cuando un niño está constantemente comprometido y estimulado en la escuela, hay una mayor probabilidad de que deje ir el ancla de la timidez que los retiene.
    5. Alabado sea su logro: No importa cuán insignificantes sean algunas de las cosas que han logrado para usted, debe asegurarse de darles elogios adecuados por su esfuerzo y les ayuda a entender que cada logro es su logro y pueden estar orgullosos de lo que han hecho. Esto los impulsa a hacer más y hacerlo mejor. Cuando los niños están totalmente absortos en sus actividades, tienden a ser menos tímidos.
    6. Escúchenlos: Es importante que sepan que pueden hablar contigo sobre cualquier cosa y todo. Tienes que darles un oído auditivo y escuchar todo sobre su día en la escuela. Con la información que comparten contigo, eres más consciente de los desafíos y frustraciones con los que están lidiando, y puedes hablar con sus maestros para facilitar las cosas. También te familiarices con las cosas de las que están felices y disfrutas.
    7. Ayételos cuando puedas: Dé a su hijo la atención y la orientación necesarias para que prosperen en clase. Cuando les va bien en clase, se vuelven más confiados, y con el paso del tiempo, comienzan a entender cuánto valor pueden aportar a cualquier tema, actividad o discusión, y comienzan a participar más en clase. Esto les permite ser más expresivos, más abiertos a nuevas ideas y experiencias y menos tímidos.

    Cada niño es único en la forma en que procesan la información y cómo lidian con los problemas, por lo que es importante que sus hijos, especialmente los tímidos, estén en manos de expertos y cuidados suaves; esta es una zona donde La Escuela de Artes Escénicas de Rodas ha sobresalido. Hemos creado un ambiente propicio para que sus hijos aprendan y se expresen, y será un placer servirle a usted y a sus hijos.

    English EN Spanish ES